Así como el tiempo es efímero, lo son las profesiones. A través de los años, con el cambio de mano de obra hasta la evolución de los medios de comunicación, se han incorporado nuevos avances los cuales han generado oportunidades de empleo. A la par de lo anterior también han dejado de existir profesiones que han cumplido su ciclo, o simplemente no funcionan para las necesidades que se afrontan actualmente.

“La gente que sale adelante en este mundo es la gente que se levanta y busca las circunstancias que quiere, y si no las puede encontrar, las hace.” George Bernard Shaw, escritor irlandés, ganador del Premio Nobel de literatura en 1925.

Por lo tanto, es importante descubrir cuáles son las carreras universitarias que en un futuro tendrán mayor acogida por aportar más a la sociedad; como esas que en su momento fueron pilar de la formación pero que ya no están en el panorama educativo.

 Las que desaparecieron…

Daguerrotipistas

Cuando la fotografía apareció en la historia los daguerrotipistas se encargaban de hacer las fotografías, o sea que eran los fotógrafos del siglo XIX. Dicha profesión gozaba con gran prestigio por lo que era bien paga, esto debido a que las personas con buena posición económica se podían hacer a un daguerrotipo.

Centralista telefónica

Los operadores de la central telefónica eran utilizados por las empresas de telefonía para conectar las llamadas entre las personas, pero normalmente para esta labor solo se tenía en cuenta a las mujeres porque se les pagaba menos. En principio no eran muchas las operadoras que existían, pero con el auge del teléfono fijo se creó un conmutador.

Despertador

En la Revolución Industrial, en Inglaterra e Irlanda existía la profesión de despertador. Eran hombres quienes durante la mañana caminaban la cuidad y con golpes a las ventanas despertaban a los obreros. Este oficio desapareció en los años 20 del siglo XX, con el invento del despertador.

Computadora

Antes de que los procesos de control que hoy están vinculados a programas de computadoras o software, había personas que se dedicaban a realizarlos. Por ejemplo, la NASA contrataba gente para el trabajo de “computadora”.

Encendedor de Lámparas

Cuando la luz eléctrica no existía, no había aun luz en las ciudades, existían los faroleros. Los cuales encendían manualmente las luces de las calles, los faroles y con largos palos recorría la ciudad antes del anochecer una por una, en cada vela por cada farol. Existieron hasta que las compañías de gas, inventaron un mecanismo de encendido rápido.

  

Las que surgirán tras los avances tecnológicos:

Consumer manager

Sin duda, las nuevas tecnologías les han dado un giro interesante a los negocios, sobre todo, a través de las redes sociales, que se han convertido en una herramienta, no solo de comunicación y reclutamiento de usuarios, sino que han brindado una experiencia satisfactoria y personalizada de interacción, principalmente, a la labor del community manager.

Investigadores médicos

Los avances no solo se dan en el ámbito tecnológico, a medida que se presentan cambios y evoluciones también aparecen nuevas enfermedades, por lo que es importante contar con profesionales idóneos para detectar a tiempo los síntomas y el tratamiento de las mismas, de tal manera que se mejore la calidad de vida de los pacientes, especialmente para aquellos que tienen padecimientos de circulación sanguínea, diabetes o Alzheimer.

Tal es el caso de las pruebas de bioma humano: una nueva forma de diagnóstico que permite el estudio de las 40,000 especies diferentes de bacterias benéficas que impactan en las funciones de la digestión y del metabolismo. Para que los especialistas puedan analizar los microoganismos del cuerpo y el material genético solo basta con enviar por correo un hisopo frotado en la región del cuerpo a examinar.

Ciberasesor financiero

A medida que se incrementan las herramientas tecnológicas las personas empiezan a darle un mayor uso, particularmente por ahorrarse tiempo. Es el caso de los servicios bancarios, los cuales son usados cada vez más desde el mundo digital; pero cabe resaltar que siempre se corre el riesgo de ser víctima de algún fraude o delito informático porque que es vital que exista personal capacitado no solo en brindar asesoría sino en garantizar seguridad.

“En términos de impacto económico, las pérdidas por crimen cibernético a nivel mundial son de 300.000 millones a 1 billón de dólares. Solo en fraudes bancarios, clonación y robo de credenciales, se estima que por cada 10.000 pesos que se muevan por una cuenta, 20 se pierden por fraudes” dijo Milton Rodríguez, ejecutivo de Finanzas Fortinet, en una entrevista para el periódico El Tiempo.

Guías turísticos espaciales

Actualmente existen vuelos turísticos al espacio, aunque han sido muy pocos no cabe duda que en el futuro habrán mucha más variedad. Por lo tanto existirán diversos sitios turísticos en el espacio los cuales visitar, por eso un guía turístico se haría cargo de esta labor. La universidad de Houston imparte un máster en arquitectura espacial y demuestra que ser guía será una importante fuente de ingresos para los que necesiten viajar al espacio.

Expertos en ética (‘Ethicists’)

Tal es el avance de la tecnología que temas como el de la inteligencia artificial ha planteado desde sus inicios debates éticos y morales de alto complejidad, por lo que se hace necesario tener personas que se encargue de gestionar estos temas y buscar salidas a los dilemas que se presentan.

“Los expertos ponen de manifiesto que la inteligencia artificial puede ser un peligro para la democracia, sobre todo en un contexto de posverdad en el que la emoción y las creencias tienen más influencia que los hechos objetivos en la toma de decisiones”, señalaron los organizadores del B·Debate, una iniciativa de Biocat y la Obra Social “la Caixa”, realizada en Barcelona, España, en marzo del presente año y el cual elaboró un manifiesto en favor del uso ético y adecuado de la inteligencia artificial. Recoge un artículo del periódico El Espectador.

Corresponsal planetario:
Santiago Zapata
@santiagzapata21